Buscando a Nemo: El vínculo de un padre con su hijo

Una de las mejores películas animadas para ver con un padre, es Buscando a Nemo. Una de las muchas producciones que ha tenido Pixar.

Fue una de las producciones de la compañía antes de ser comprada por Walt Disney Company. Si quieres saber más de esta historia, te dejamos un artículo aquí con más información.

Buscando a Nemo es la quinta producción de los estudios de Pixar. Donde esta aventura ocurre ahora en el océano.

Una fascinante historia de un padre con su hijo, que hará todo lo que pueda para encontrarlo de nuevo.

La preproducción de Buscando a Nemo

Fue la primera producción de Pixar con contar con un guion ya escrito. Debido a que desde hace bastantes años ya se había tenido la idea de hacer esta película animada.

Pixar, que ya gozaba de los éxitos de Toy Story y también de Monters Inc, apuesta por esta nueva: Buscando a Nemo.

Se tardó un poco más de 3 años en terminarla totalmente. Pero todo eso, le llevó al gran premio, pues siendo una de las principales películas animadas más taquilleras de la historia, también le dio el premio Oscar a Mejor Película de Animación en el año 2003.

El costo de producción de la Buscando a Nemo fue de poco más de 94 millones de dólares. Y llegando a cifras tan increíblemente altas de más de 936 millones de dólares.

Un papá contra todo el Océano: Buscando a Nemo

La historia de Buscando a Nemo empieza con Marlin y Coral, una pareja de peces payaso que pronto serán padres.

Tienen muchos huevos sin eclosionar aún, pero los cuidan de una vez. Pero una tragedia con un aparente tiburón, hace que Marlin pierda a su esposa Coral y a todos sus pequeños. Excepto uno que logra sobrevivir.

Marlin lo nombra Nemo, un pez payaso que tiene un problema con una de sus aletas, pues no le ha crecido como la otra.

Nemo, siempre ha sido sobreprotegido por su papá, que no quiere que los peligros del océano caigan en su pequeño y único hijo.

Pronto, se hace el tiempo a que Nemo deba ir a la escuela. Entusiasmado en ello, no ve la hora en llegar a la escuela para aprender más de su mundo alrededor.

Marlin, que no quiere que Nemo vaya a la escuela debido a su incapacidad en una aleta, lo trata de convencer que no volver. Pero Nemo, que tiene esa curiosidad característica de un niño, le dice que no.

Pronto, en la escuela, llega el maestro Raya, quien es el profesor que les enseña a sus estudiantes sobre el mundo marino.

El maestro Raya se lleva a sus estudiantes, incluyendo al nuevo Nemo. Marlin, descubre junto a los otros padres que se los llevará al arrecife, donde es más propenso a que ocurran peligros allí.

En el arrecife, Nemo junto a sus nuevos amigos, prueban su valentía al ver un bote cerca del arrecife. Bromean en ver quien se acerca al bote.

Nemo, que dice que no lo hará porque su padre le dice que no es seguro, es cuando justamente Marlin llega, su padre, a impedir que lo haga. Aunque Nemo no lo iba a hacer por lo que su padre le había enseñado.

Marlin, que malinterpreta todo, mientras habla con el maestro Raya, Nemo se va al bote, retando a su padre.

Pero por demostrar su valentía, Nemo es capturado por unos buzos. Y ahora llevado con los humanos. Marlin no puede rescatar a Nemo, debido al flash de una cámara que lo deja ciego momentáneamente.

Entonces, es por la misma razón, cuando Marlin emprende su viaje en encontrar a su hijo, que la película también tiene su título así: Buscando a Nemo

Dory: el alma de Buscando a Nemo

Muchas cosas destacan en Buscando a Nemo, pero nunca se va a igualar a Dory. Dory es un pez cirujano, que Marlin encuentra en el momento cuando persigue el bote, Dory le dice que la siga porque sabe a dónde se fue

Pero Dory tiene un problema, y es la “falta de memoria de corto plazo”. Una de las frases más reconocidas del cine y también que se quedó grabada para muchas personas olvidadizas, o en muchas que solo bromeaban por eso.

Dory es el alma de esta película, pues ella es la que ayuda mejor a Marlin para poder buscar a su hijo, pero su inocencia la hace salir de todos los aprietos en los que puede estar.

Los amigos que Marlin y Dory encuentran en el camino

Esta película, aparte de contar con grandes animaciones, también cuenta con muchos amigos en el camino.

Los más divertidos, sin ninguna duda, son los tiburones. Los carnívoros acuáticos que están buscando ser mejores para la sociedad acuática en la que viven.

Bruce, un tiburón blanco, es lo más divertido en esta película por un instante. Y es que ver a un tiburón blanco, uno de los animales marinos más increíbles y poderosos del mar ser una criatura totalmente sensible por la historia de Marlin buscando a Nemo.

Aunque Bruce no puede controlar su instinto al oler un poco de sangre que sale cuando Dory es un poco lastima por una pelea con Marlin, aun así no se le quita lo gracioso.

Otro amigo también de nuestros aventureros son las tortugas de la corriente australiana oriental. Que lo ayudan a llegar a Marlin y a Dory al Sidney, la ciudad donde tienen a Nemo.

Nemo, por otro lado, conoce a sus nuevos amigos en una pecera de un dentista que quiere regalar a Nemo a su sobrina que no sabe nada sobre cuidar a un pez.

Marlin y Dory, en Buscando a Nemo, van teniendo sus aventuras, contra los muchos de los misterios del océano, incluyendo sus horrores también.

Demostrándonos que un padre está dispuesto a hacer cualquier cosa por salvar a su hijo, incluso si eso tenga que requerir, cruzar todo el océano para ello.

Donde ver Buscando a Nemo

Está producción de Pixar, la puedes ver en Disney Plus, la plataforma de streaming del momento. Buscando a Nemo, es también de las muchas películas de Pixar que han ganado premios.

Si no sabes usar Disney Plus, te dejamos un artículo aquí para saber más.