Falsa influencer, lo que sea por llamar la atención

Falsa influencer

Falsa influencer es la nueva película de Star+. Se trata de una sátira social sobre las redes sociales, la fama, las mentiras y el activismo. 

En esta, seguimos la historia de Danni Sanders, una gringa millennial, privilegiada, con una falta total de empatía, que se siente el centro del mundo. Uno de los protagonistas más odiosos de este año. 

Tan solo en los primeros minutos de la cinta, la película te lleva a odiar a su protagonista por la forma en que actúa y habla. Una de las mejores interpretaciones de este tipo de personas que, por más que nos parezca una exageración, son reales, y podemos encontrarlos en Twitter discutiendo por algo distinto cada cinco minutos.

 

El centro del universo

Al inicio de “Falsa influencer” vemos a Danni quejarse y llorar por estar siendo funada en redes, por todo el mundo. Luego de esta breve introducción, retrocedemos en el tiempo para ver cómo empezó todo. 

No podemos evitar sentir rechazo hacia ella de inmediato, cuando vemos cómo entrega a su jefa un artículo, que cree que deberían publicar en la revista para la que trabaja como editora de imágenes, sobre lo triste que es su vida. Sus argumentos para estar triste son:

  • Vivir en una zona poco popular de USA
  • No tener una oficina privada
  • No haber presenciado el atentado del 9/11

Por si fuera poco, su razón para estar triste por esto último, se debe a que siente que se perdió de una experiencia que comparten los millennials, y se lamenta de ni siquiera conocer a alguien que haya estado allí. Una vez que es rechazada, por obvias razones, va a casa a seguir quejándose de lo difícil que es su vida.

De camino a casa se encuentra con uno de los influencers que trabaja con la revista, al que intenta impresionar hablando de lo bien que le va, y de las invitaciones que recibió para varios sitios. Es en ese momento que se le ocurre mentir sobre un viaje que hará a París.

Aun cuando sabe que esto no podrá concretarse, ella prefiere seguir manteniendo esta farsa, ya que lo único que desea es llamar la atención, conseguir seguidores, y ser la escritora más famosa de la revista.

 

La mentira y la falta de perspectiva

Ella misma sabe que mentir sobre un viaje a París es una locura, sin embargo, cuando ve la oportunidad de continuar con la farsa mediante un poco de Photoshop, no duda en continuar con la farsa. Muy pronto, la vemos publicar todo tipo de estados sobre su supuesto viaje, luego de llamar a todos sus conocidos, incluso a su jefa, para avisar que se irá de viaje de pronto.

Por supuesto, ella no consideró lo que esto podría significar para su trabajo, sobre todo teniendo en cuenta lo harta que parece su jefa de ella. A sí mismo, no le preocupa lo que puedan pensar sus padres, que señalan que un viaje tan repentino podría ser un intento de estafa hacia Danni. 

Nada de esto le importa, solamente le interesa dar la imagen que quiere. Así, espera hasta tarde solamente para publicar una foto de ella recorriendo las calles de París en horas de la mañana, sin saber que ese mismo día, tan solo unos minutos después, habría un atentado terrorista.

Falsa influencer

Lucrar con dolor ajeno

Al enterarse de la noticia de parte de sus familiares que la llaman preocupados, así como de su trabajo, en vez de contar la verdad, Danni aprovecha esto para hacerse viral, publicando cosas sobre lo terrible del atentado, y lo terrible que terminó por ello. 

Por unos momentos sí la llegamos a ver dudar un poco, pero todo esto desaparece de su mente en el momento en que nota la cantidad de likes y seguidores nuevos que tiene. Su fama se hace cada vez más grande, y ella no está dispuesta a admitir la verdad.

Al fin obtiene la atención que tanto quería, y la aprovecha. Comienza a buscar información sobre atentados y sobrevivientes para hacer más creíble su historia, mientras se maravilla con todo el apoyo que recibe incluso de los que antes la despreciaban. 

 

Crecer a través de un error

La única parte medianamente buena de este personaje de «Falsa influencer», es cuando su mentira se hace tan grande, que comienza a sentirlo como una realidad.

De pronto, Danni comienza a ver a estos terroristas por todas partes, ve la escena del atentado en su mente como si realmente hubiera ocurrido. Para ella, esto se vuelve su realidad, aunque no por ello se vuelve más empática, ni menos molesta.

Es cuando conoce a Rowan, una activista en contra de las armas, en un grupo de apoyo, que empieza a cambiar un poco su actitud. No es como si hubiera un cambio real, ya que en “Falsa influencer” nos muestran el tipo de persona que nunca se redime, pero, al menos, es menos molesta su forma de ser.

A medida que se acerca a ella, comienza a entender la importancia de estos movimientos, de las personas que sufren por ello. Al fin, por primera vez en la película, siente empatía real. Claro que esto no evita que siga colgándose de la fama de Rowan, ni la hace pensar en abandonar su fama.

 

Enfrentarse a la realidad

Por desgracia para Danni, y para la alegría de la mayoría de los espectadores, vemos a Danni caer, cuando una de sus compañeras de trabajo descubre la verdad, y la obliga a confesar.

El odio de internet no se hace esperar ni un minuto. Danni vuelve a ser tendencia, aunque ahora no de la manera en que le gusta. No le queda más opción que abandonar su trabajo, e incluso su casa, ya que hay gente que publica la ubicación de su casa por todo internet incitando a alguien a matarla.

Es así como, derrotada, vuelve a casa de sus padres, en donde su padre parece ser el único que todavía tiene un poco de cariño hacia ella. 

Casi podemos ver una redención cuando Danni, impulsada por el grupo de apoyo para gente humillada en internet, va a una presentación de Rowan a pedirle disculpas. Lejos de tener una escena conmovedora, vemos algo bastante realista, de Rowan dando su opinión sobre lo ocurrido, con absoluto odio, mientras Danni es incapaz de enfrentarse a ella, sabiendo que jamás será perdonada. 

 

¿Vale la pena “Falsa influencer”?

Pese a lo que pueda parecer a primera vista, “Falsa influencer” es un excelente retrato de algunas personas, en la sociedad actual.

Nos muestra cómo estas personas privilegiadas están tan cegadas de lo verdaderamente importante en la vida, que no dudan en tomar cualquier oportunidad que salga, mientras evitan cualquier rastro de empatía. 

Han pasado más de una vez casos como el de Danni, y los seguirá habiendo. Es interesante el contraste que hay entre Rowan y Dani, ya que no solo las separa sus circunstancias, sino también sus edades. 

Rowan es sensible, empática, y explota cada emoción que siente, mientras persigue un propósito. Ella representa a la generación Z, y cómo esta va tomando consciencia de todo lo malo, mientras intentan alzar la voz y causar un cambio.

Mientras, Danni, la típica millennial, ni siquiera es capaz de ver en dónde se ha metido, y aunque llega a simpatizar con Rowan, no entiende por completo su situación, tal y como vemos cuando utiliza la historia de la hermana de Rowan sin consultarlo.