La casa de los abuelos, un buen giro de trama

La casa de los abuelos

La casa de los abuelos

Netflix nos trae en esta ocasión una película de horror tailandés llamada, La casa de los abuelos, que por momentos recuerda a otros filmes, pero aún así sabe dar los giros de trama de buena manera, consiguiendo un buen resultado.

 

Resumen

Seguimos la historia de Pim y Putt, un par de hermanos que viven con su madre. Un día su madre es ascendida en su trabajo, por lo que quiere celebrar comprando una buena cena para todos. Por su parte Pim y Putt se encuentran en la casa, Putt está con un supuesto amigo que parece tratarlo mal, y que además intenta espiar a Pim mientras se cambia de ropa, haciendo que ella se enoje y lo agreda.

El chico se va de allí diciendo que mostrará un vídeo a todos si no hacen lo que él dice, mientras que Pim, aún molesta y un poco asustada por lo que pasó llama a su madre y le cuenta lo ocurrido. Al enterarse, ella quiere volver lo más pronto a casa, razón por la que se descuida un poco y termina teniendo un accidente de tránsito que la deja en coma.

Antes de que los niños siquiera se enteren de lo sucedido llega a su casa un hombre mayor que afirma ser su abuelo y se los lleva con él al hospital a ver a su madre. Una vez allí, deciden que la mejor opción es que ellos se queden juntos, en la casa de los abuelos hasta que su madre mejore. Los chicos no están muy convencidos de esto, ya que nunca escucharon hablar de este «abuelo», pero aún así aceptan y se quedan todo este tiempo con ellos.

Al principio todo era relativamente normal, su abuelo les había dejado claro que su esposa tenía demencia senil (cosa que recuerda a la película «La visita»), y que por eso no deben molestarla ni tomarla en serio. Esto parece tener sentido para ellos, sobre todo cuando ella demuestra comportamientos erráticos, como asustarse por un dibujo y poco más. 

Todo esto cambia cuando Putt descubre un agujero en la pared, cosa de la cual advierte a su abuelo, quien lo trata como un mentiroso por ello. Aún así, Putt no se echa para atrás, viendo siempre que puede el agujero. Poco después, descubrimos a una niña cubierta de sangre del otro lado de la pared, a quien Putt intenta ayudar la primera vez que la ve, pensando que se trataban de vecinos. 

No tardan en darse cuenta que se trata de una especie de fantasma, lo que los asusta aún más. Ellos intentan pedir la ayuda de sus abuelos, pero este los regaña, diciendo que no existe tal agujero y que deben dejar de mentir. 

De cualquier forma los chicos siguen yendo a clases como si nada, allí el mismo chico que los había amenazado va con Putt a pedirle que le dejé ir a su casa otra vez, para pasar tiempo con su hermana, cosa que él no quiere hacer, pero no tiene ninguna alternativa. Estando en la casa de los abuelos Putt vuelve a mirar por el agujero, diciendo lo que ve, para confirmar su el otro chico también puede ver a la niña, sin embargo, no solo no la puede ver, sino que es atacado, quebrándose la nariz. 

Pim y Putt piensan que debido a esto ahora el chico compartirá el vídeo por toda la escuela, pero se sorprenden y alegran cuando ven que este se ha dejado el teléfono en el sofá por error, así que aprovechan esto para borrarlo. En cuanto a los abuelos, no parecen querer tratarlos mal, aunque la abuela se empeña en darle un gran vaso de leche a su nieto, a pesar de que a este no le gusta esto, y aún así lo bebé por respeto. 

El problema está en que esta leche parecía estar envenenada, por ello la abuela le insistía tanto en que la tomara, consiguiendo que este se enferme. Todo esto lo hace simplemente porque su nieto no puede caminar correctamente, y le molesta no tener a alguien «normal» en la familia. 

Cuando al fin despierta la madre y se entera dónde están sus hijos va inmediatamente , esperando que todo esté bien. Ella nota que su hijo no está enfermo, sino que es envenenado por su abuela, así que intenta llevárselos de esa casa, cosa que los abuelos no pueden aceptar.

Es entonces cuando al fin se revela la verdad sobre la «niña fantasma». Resulta que hace muchos años Pim y Putt tenían una hermana, pero la abuela, al ver que tenía una malformación en el rostro, no la quiso aceptar, comenzando a envenenarla de la misma forma, mediante la leche.  Al estar dormido en ese momento su padre, dejándola morir, todos lo culpan de la muerte, llegando a asesinarlo. Al principio nos hacen creer que fue el abuelo, pero realmente resulta ser la madre la asesina, quien no pudo soportar la idea de que su hija hubiera muerto por su culpa.

La casa de los abuelos

Crítica

La película tiene muy buenos giros de trama y sabe cómo llevarlos, aunque tiene ciertas cosas que parecen estar de más. 

La trama del bullying, por ejemplo, se resuelve de manera sencilla, y no se vuelve a tocar el tema después de que Pim enfrente a quien lo grabó, como si un vídeo así no fuera nada más que una broma. El chico no vuelve a molestarla, no vuelve por su teléfono, la chica que grabó el video solo quería ser la capitana de porristas… por supuesto, en esos últimos momentos habían cosas más importantes en las que pensar, pero el hecho de que inicien una trama secundaria como está, y la dejen a medias, tampoco es bueno. 

Otra cuestión es la niña. Si, es un poco inquietante, pero parece ser solo un espectáculo más que un fantasma real, está ahí mostrando su sufrimiento pero no hace nada en contra de las personas que la asesinaron, a pesar de que demostró poder usar la fuerza, cosa que hizo con el chico que molestaba a sus hermanos. Aunque parece preocuparse por ellos, no les da ninguna pista real sobre las cosas que ocurren, ni intenta advertir sobre la leche, simplemente está ahí, no es una amenaza, ni mucho menos una ayuda.

Por la forma en que se desarrolla la trama, aún sin la presencia del fantasma hubiera ocurrido casi todo igual, con la abuela comportándose raro por la culpa, dándole leche, y su madre llegando a tiempo para salvarlos.