La isla negra, centrar la vida en la venganza

La isla negra

La isla negra

La isla negra es una película lenta, pero con una trama un tanto interesante detrás. Logrando posicionarse por un tiempo en el top 10 de Netflix, cualquiera pensaría que podría ser buena, lo que inmediatamente llevó a más personas a verla, quienes lamentablemente se terminaron llevando una decepción. 

El grave problema y la razón por la que a muchos les aburre, es que desde el inicio observamos a la antagonista causando las muertes de algunas personas, por lo que aunque es una película de misterio, nosotros como audiencia ya podemos adivinar la trama, por tanto, no hay sorpresa. Diría que lo único que no es tan fácil de intuir son las razones por las que lo hace, no obstante aun así no es una cuestión tan impactante como para que valga la pena el suspenso. 

Es interesante, sí, pero lo mejor de la película son las tomas de la isla, pues incluso el soundtrack se siente un poco fuera de lugar, con las canciones de fondo cambiando mucho, tomando mucho protagonismo, colocando tensión donde no la hay. Es el tipo de película que está ahí por si no tienes nada mejor que hacer, pues a pesar de todo, llega a ser lo suficientemente entretenida para que no te duermas, siempre y cuando no la mires cansado.

 

El resumen

La historia se centra en Helena, una mujer que al principio de la película la vemos provocar la muerte de tres personas que, poco después, descubrimos que son los padres y la abuela de Jonas, un chico que ahora es huérfano y va al instituto. Al no tener a nadie más, su abuelo le pide que se quede a vivir con él en la isla, cosa que Jonas acepta.

Un tiempo más tarde, llega una profesora suplente en el instituto de Jonas, Helena, quien parece ser el tipo de profesor que intenta amistarse con sus alumnos, dando tareas sencillas, hablando con ellos en los descansos y poco más. Ella le pide a Jonas y un amigo de él que la ayuden con su mudanza, ya que tiene que hacer muchas cosas, a lo que Nina, otra amiga de Jonas, se une. 

Aquí pasa una de las pocas escenas interesantes, puesto que mientras Helena y los dos chicos arreglan cosas en su cuarto, entre risas y comentarios, Nina es mandada a colocar la alfombra, cosa que poco después le provoca un gran corte en el pie, que por un momento, debido a la impresión, la película parece tomar un rumbo más oscuro de lo que aparenta, pero esto es todo, al rato se olvida como si no hubiera ocurrido.

A partir de entonces vemos como Helena se acerca cada vez más a Jonas, con la intención de seducirlo y, de hecho, desde el principio Helena parece tener una gran obsesión con él, pero hasta el momento parece ser debida meramente a una atracción psicótica. Ella claramente intenta ser su amiga, se centra en las cosas que le gustan y le da el apoyo emocional que sabe que necesita. 

Cuando al fin están solos en una habitación, con ambos bebiendo un poco, tienen relaciones, y desde entonces Helena busca a Jonas de forma más abierta, aunque aún teniendo cuidado de que no los descubran. Nina comienza a notar esta cercanía, e investiga a la profesora, a la vez que intenta confesarse a Jonas, pero este no le da tanta importancia.

No es sino hasta que el abuelo de Jonas, su único familiar vivo, y Helena se encuentran, que Nina se da cuenta de que deben tener alguna conexión. Lamentablemente es asesinada por Helena luego de que descubre toda la verdad, siendo la razón de la obsesión de Helena, el hecho de que es hija del abuelo de Jonas, y que él asesinó a su madre, a quien únicamente tenía como amante, dejándola sola. 

Con esto nos damos cuenta de que nunca fue realmente una atracción hacía Jonas, sino que se trataba de su juego de manipulación para acabar con toda su familia y luego matarlo a él también. Al final Jonas sobrevive a su intento de asesinato, y logra deshacerse de Helena.

La isla negra

Crítica

Esta película tiene sus momentos de tensión, que reavivan la trama, pero al no haber un verdadero misterio detrás, termina siendo una de las más aburridas del top 10 de Netflix, por lo que ni siquiera sabemos por qué está en una posición tan alta. Por desgracia, esto se debe a la mala ejecución de la trama, puesto que si se hubiera guardado la identidad de Helena en el principio, y la hubieran introducido de una forma menos obvia, podríamos haber tenido durante toda la película la duda y curiosidad de quién es el asesino, en vez de simplemente esperar a conocer sus razones. 

Otra cosa a destacar es que los personajes parecen ser muy planos, casi sin personalidad. No llegas a ver el verdadero terror en sus rostros al ser asesinados, o al enterarse de la verdad, todo se siente muy simple en muchas partes, por lo que se siente aún más lenta la película. Al final todo se trata de una mujer que lleva toda una vida planeando su venganza hacía quien asesinó a su madre, aunque esto nunca termina de explicar el porqué se acerca a Jonas de manera sexual.